Escuchó gritos en una casa abandonada, al entrar encuentra a la hija desaparecida sangrando

Hay veces que nos sentimos tan furiosos por alguna situación que nos sucede a nosotros o a las personas que amamos, que no pensamos con la cabeza fría y actuamos sin mirar las consecuencias que podrían tener nuestros actos pero es que la justicia en estos días es tan ineficiente que ya no se sabe si esperar a que esta actúe o hacer justicia por nuestras propias manos aunque esto sea un gran error.

Bethany Arceneaux, de 29 años, había desaparecido días atrás por lo que su familia reportó los hechos a la policía pero estos no actuaron, cansados de esperar una respuesta por parte de las autoridades, los mismos familiares de Bethany decidieron investigar por su cuenta y gracias a un testigo supieron que la chica había sido secuestrada por su ex novio, mismo que ya había sido violento tiempo atrás con ella y por ello su angustia creció pues no tenían ni idea de donde podían encontrarse pero sabían que Bethany corría un gran peligro.

El testigo observó cómo Bethany era arrastrada a la fuerza hacia el interior de un auto por su ex novio y padre de su hijo de 2 años, la joven gritó pidiendo ayuda pero cuando el hombre reaccionó, el ex novio arrancó el auto con la chica dentro y ya no fue posible su rescate.

Rápidamente el testigo reportó el incidente con la policía, la familia fue informada pero debida a la ineficiencia que la policía había mostrado en el caso, decidieron tomar cartas en el asunto ellos mismos.

Después de haber investigado y seguir todas las pistas, la familia llegó a una casa abandonada en donde se encontraba el auto del sujeto. Además de la familia de Beth, también acudieron algunos amigos y vecinos a su rescate. Cuando se encontraban afuera de la casa escucharon algunos gritos y una voz que pedía ayuda, misma que lograron reconocer. Sin pensarlo, uno de los hermanos de la chica abrió la puerta con toda la fuerza posible y cuando entraron vieron algo que no podían creer.


El ex novio de Bethany se encontraba frente a los hermanos acuchillando a la chica con toda la fuerza y el coraje que tenía. La joven se encontraba recostada en el piso llena de sangre y con la poca fuerza que le quedaba pedía auxilio, en ese momento uno de los hermanos reaccionó con tanta rabia que le disparó al ex novio, rápidamente Bethany que trasladada a un hospital para darle atención médica y poder salvarle la vida.

Afortunadamente Bethany se encuentra bien y su hermano no fue sentenciado por dispararle al ex novio debido a que fue una acción en defensa.

Esta historia nos demuestra que el amor de la familia no tiene límites, a pesar de que la chica pasó por una situación de terror, su familia le demostró estar dispuesta a hacer lo que fuera con tal de rescatarla. De hecho si no hubiera sido por la familia, ella hubiera perdido la vida ya que al policía no hacía nada. Comparte la historia si estas de acuerdo que el amor de familia no tiene límites.

¿Hubieras hecho lo mismo por tu familia?
Fuente: CNN