Ellos Creían que esperaban gemelos, pero estallan en lágrimas cuando los médicos le muestran la ecografía.

No hay nada más hermoso y sorprendente que el milagro de la vida, el cual trae mucha felicidad a nuevas familias, además la gran bendición para muchos de tener el privilegio de ser padres, sin embargo siempre debemos tener claro es una gran responsabilidad.

Esta es la historia de una mujer llamada Alexa Kinova y su marido, Antonin, quienes son una pareja de Chequia y que recibió la esperada noticia de que iban a ser papás por segunda vez. Por lo que como es normal esta noticia les llenó de felicidad, estaban contentos de darle un hermanito a su primer hijo.

Sin embargo en la primer revisión con el médico éste les dijo que no era sólo un bebé el que crecía dentro de Alexa, sino dos. Por lo que La familia Kinova no cabía de felicidad, siempre habían querido tener tres hijos y su deseo se estaba cumpliendo, por lo que todo era una gran maravilla.

Pasadas algunas semanas fueron de nuevo a una segunda cita con el doctor, el ecosonograma les dio una noticia para la que no estaban preparados; por lo que Alexa no pudo evitar romper en llanto. ¡El doctor no se había percatado previamente de un tercer pequeño desarrollándose en el vientre de Alexa! Lo cual era algo que jamás habían imaginado.


La familia estaba asimilando esta increíble noticia, por lo que siguieron adelante y luego de otras visitas al médico vieron que en realidad no eran tres los bebés, ¡sino cuatro! Como poder entender esto tan increíble?

Lo más alarmante para esta mujer fue que Sin embargo su barriga no dejaba de crecer y ya era enorme, por lo que acudió al médico y en la última ecografía descubrió la verdad; eran cinco los bebés que la pareja estaba esperando.

El momento más hermoso para esta familia se dio en el verano de 2013 cuando ya por fin recibieron a los quintillizos. De los cuales eran cuatro niños y una niña que se convirtieron en la alegría de su hogar. La mejor bendición fue que el parto se desarrolló sin ninguna complicación, aunque por cuestiones de trabajo Antonin estuvo a punto de perderse el nacimiento histórico, al final logró llegar a tiempo al hospital y pudo estar con su esposa en el esperado momento.


Antonin hace la siguiente confesión: “Yo lloré todo el camino porque estaba seguro de que me lo iba a perder”. El momento paso a ser histórico porque el nacimiento se convirtió en todo un acontecimiento, era la primera vez que nacían quintillizos de forma natural en Chequia, sin ser fecundación in vitro.

Adicional el médico jefe del Instituto de Salud de Praga dijo lo siguiente: “la madre y los hijos están bien”. Todos los bebés nacieron perfectamente sanos. Deniel, Michael, Alex, Martin y Terezka crecen hoy sanos y felices.

Finalmente esta gran pareja de Alexa y Antonin jamás se imaginaron que tendrían tantos niños, pero se toman esta gran noticia como un privilegio y gran felicidad para seguir adelante y luchar por sus niños!