Todos creían que este señor de 102 años era un mendigo- Cuando se giro mostró su verdadero rostro…

Cada vez que sintonizamos las noticias y vemos cada desgracia que hay en el mundo, nos da la sensación de creer que solo existe la maldad, y que no quedan ya buenas personas. Pero Dorbi Dobrev es una de las personas que por fortuna, nos demuestran que estamos equivocados.

Debri es un señor de Bulgaria con la edad de 102 años que recorre las calles mendingando. Pero al contrario de lo que podemos creer, no pide para él. Pues sí, así como lo leas, esta es su historia.

–Dobri Dobrev nació en el Bailovo, en Bulgaria, el 20 de julio de 1914. Perdió a su padre durante la Primera Guerra Mundial.

Bulgaria se involucró en la Segunda Guerra Mundial, y en un bombardeo a Sofia – la capital del país – una bomba lo dejó casi sordo.

Se casó en 1940 y tuvo cuatro hijos. Los años fueron pasando y Dobri se fue distanciando más de las cosas materiales y en el año 2000 tomó la decisión de donar todas sus posesiones a la iglesia ortodoxa, y desde entonces se decida a las obras de caridad. Llegó a donar 25.000 dólares para reformar la catedral de Alexander Nevsky en Sofía.

Como no tiene casa propia, vive en un pequeño anexo de una iglesia de su pueblo, Bailovo. Ahora es conocido como El Santo de Bailovo.

Este santo camina todos los días 25 kilómetros desde su pueblo hasta la ciudad de Sofía, donde pide para sus causas benéficas.

Pero su mayor preocupación son los pobres, especialmente los niños huérfanos. Por eso se dedica a mendigar por las calles de su ciudad, y el dinero que le dan lo dedica a ayudar a los más desfavorecidos.

Desde luego este hombre se ha ganado el sobrenombre de santo. A mí me da esperanza en un mundo mejor, por eso comparto su historia. Te invito a compartirla tambien y darle un gran me gusta.